Cambios recientes en el blog

Estoy haciendo cambios constantes, para seguir escribiendo, pero sin complicarme demasiado con las redes sociales.

Debido a que la interacción es muy escasa en ciertas redes, y los libros publicados no han tenido casi repercusión, he optado por limitar, o eliminar, el uso de redes sociales.

Dentro de esos cambios, dejo de usar Twitter, por una parte porque la red se ha vuelto muy tóxica, y por otra, porque sus opciones de seguridad, no terminan de convencerme, sobretodo, tras los últimos fallos de seguridad, entre los que destaca, el Hackeo de la cuenta usada por su propio cofundador y presidente. También influye, que los escritos no están teniendo apenas repercusión, siendo realmente, poco productivo por mi parte, mantener una red que no funciona.

De momento, la red que sigue activa, es la de Instagram, pero llegado el momento, buscaré opciones más libres y seguras, o bien, me centraré en escribir en el Blog y en el canal de Telegram, que permite además compartir a través de su microblog: Telegra.ph

Mientras tanto, sigo escribiendo, poco a poco, pues como ya indiqué en su día, por cuestiones personales y de salud, no es algo que pueda hacer con frecuencia.

Gracias y un saludo, 🙂

Anuncios

En mi corazón, se encalla

Audio en mi canal de Telegram

Amor, recordar tu abrazo, mientras lloraba, y sin poder hablar, saber que te amaba, y aunque no fueras la sábana, que conmigo se tapaba, sí fueras el recuerdo, del mejor beso que te daba.

Amor, extrañarte, por ser esa estrella, que en mi cielo, ya no estaba, y aunque hayan muchas, brillando sobre mi cara, nunca serán, como aquel recuerdo, en el que te amaba.

No encuentro un amor parecido, para mí, eras tú, la que en mi alma brillaba.

Amor, esa sensación, de vivir en un mundo que no giraba, de sentir que el tiempo se paraba, deseando que el amor, en la próxima parada, no se bajara, recordando, aquella vez, que mi cara no reaccionaba, mientras tu sonrisa me hablaba, buscando la excusa, para ser quien a tu lado, se sentara.

Amor, ser el sol, cuando el día se nublaba, ser esperanza, cuando oscuridad era, lo que la vida me pegaba, y que fueras tú, la mejor historia, que alguien me contaba.

No quería escribir, si tu amor no me abrazaba, no quería tocar ese papel, que el fuego en otras cenizas, quemaba, contando historias, que no terminaban, con el deseo, de un amor, que de verdad a mi puerta tocara.

Amor, ojalá con un abrazo, todo se arreglara, ojalá los problemas de un mundo tan podrido, con una sonrisa tuya, se terminaran, ojalá vida, de mi lado no te apartaras, pero siento que eres como una estrella, que viene y se va, que aparece, y desaparece cuando estalla, convirtiéndose en fugaz, como la palabra que una vez dije, pero que hoy, en mi corazón, se encalla.

Copyright Javier Martín Alonso.

Incoherencia

Fuimos una generación de valores, hoy nos tachan de perdedores, vivimos como roedores, buscando en la basura, juzgando los errores, difícil ver un alma pura, y si te sales de la línea, te viene la censura, parece que el mundo, ya no tiene cura, se tiene miedo a la palabra, pero más, a lo que la multitud murmura.

Fuimos la esperanza, ahora siento añoranza, porque la humanidad no madura, vivimos en la locura, normal que sienta, que he perdido la cordura, se normaliza la tortura, en vez de la ternura, quiero un abrazo que perdura, y no morir sin el cariño, de una vida, que pasa su factura.

Somos el recuerdo, de un pasado que añoramos, somos la esperanza que buscamos, a la espera de que vengan cambios, pero no hacemos nada, para ver si cambiamos, criticamos lo ajeno, pero no damos ese ejemplo, que con nuestros actos reflejamos.

Somos ese dedo, con el que señalamos, pero también somos ese dedo, con el que nuestras lágrimas secamos…somos la palabra que pensamos, pero luego somos la mentira que hablamos, no sabemos escucharnos, y cada vez, con cada actitud, somos esos valores que criticamos, pero no los que realmente nos aplicamos.

Vivimos en el mismo mundo, somos de darnos la mano, y abrazarnos, pero luego, nos tratamos como enemigos, buscando apuñalarnos.

Somos nuestro mejor espejo, pero luego nos asustamos, al ver nuestro reflejo, buscamos cambiar la apariencia, para que otra gente te diga, que tienes buena presencia, y al final te vas olvidando, de tu propia esencia, no sé tú, pero yo solo veo, incoherencia.

Hablamos de inocencia, cometiendo delitos, que marcan la diferencia, buscando luego derechos, al leer la sentencia, y la gente por miedo, no ayuda, mira a otro lado, mostrando indiferencia, eso sí, en las redes, todos son valientes, ahí nadie se silencia, la humanidad demuestra, que en la hipocresía, está su mayor carencia, luego no me vengáis, hablando de conciencia.

Fuimos una generación de valores, duele, pero hoy nos tachan de perdedores, rebuscando en la basura ajena, juzgando los errores, deberíamos cambiar el mundo, con más abrazos y menos rencores, que la palabra sea para respetarnos y hacernos mejores, y que la vida, no esa un cáncer, lleno de tumores.

Incoherencia, el deseo de cambiar el mundo, esa es la diferencia.

Copyright Javier Martín Alonso

Podemos cambiar

Igual no entiendes mi estilo, suele surgir, al estar en vilo, y doy las gracias, de seguir vivo, a pesar de todo lo sufrido, igual podrás pensar: lo tienes todo, y te respondo: puede ser, pero la oscuridad se cierne en mi cabeza, la cual, no siempre se mantiene fría, no siempre encuentro la energía, ojalá despegar del suelo, rompes las cadenas, y sonreír cada día.

Puede ser, que me he cansado del mundo, no es normal lo que está pasando, mucha gente está matando, y parece que hay impunidad, con una justicia, que de la palabra justa, nos estamos olvidando.

Aquí aprovecho, para repudiar a esos que van de machos, y terminan violando, ¿dónde están esos valores, que de pequeños, nos fueron enseñando?, se ve que una gran mayoría, con la miseria del día a día, se les ha ido olvidando.

¿Qué vamos a esperar, si muchos no educan y terminan pasando?. ¿Qué esperamos, si una gran mayoría de adultos, consiguen todo manipulando?. Luego nos extrañamos, que los menores sean el fiel reflejo, de un espejo, en el que nosotros, también nos acabamos asomando.

Y ya no me da igual, toca luchar en lo que creo, porque el mundo se ha convertido, en lo peor de un patio de recreo, lleno de niñatos, amparándose en leyes, que aún matando o violando, les permiten seguir de paseo, y si luego alzo un grito y lo abucheo, todavía soy yo el radical, por querer un mundo más bonito, y no con toda la basura, que día a día veo.

Y a veces pienso, quiero desaparecer, no merece la pena lo que llego a ver, me enseñaron a crecer y creer, en los derechos y la justicia, de esa gente que hace el bien y respeta, y no en ver que asesinos y violadores, tienen más privilegios que una víctima, eso sí que apesta.

Igual no entiendes mi estilo, suele surgir, al estar en vilo, de todo lo que está pasando, agradezco al seguir vivo, aunque ojalá todo cambie, y podamos reconstruir el camino, todos deberíamos llegar a un mismo destino, el respeto tendría que ser la base, para ser amigos, y no sentir que luchamos en cada esquina, contra los enemigos, muchas veces, en guerras pasadas, contra gente que ni conocimos, por la soberbia de dictadores, que así lo han querido, pero lo peor ha sido el pueblo, que muchas veces, sigue dormido, mirando a otro lado y pensando, da igual, yo paso, si no va conmigo.

Me enseñaron a respetar, no a golpear, violar, o matar, pero sigo sin entender, por qué el mundo se sumerge en la locura, y la justicia, no termina de actuar, pero volvemos a lo de siempre, a los políticos, no les interesa legislar, es más fácil gritar al pueblo, que van a cambiar, pero luego subirse el sueldo, mirando a otro lado, sin pestañear.

¿Y que esperamos del resto del mundo, si no son el mejor ejemplo que nos pueden dar?. Queda mucho por cambiar, queda mucho por caminar, y ojalá esos adultos que tienen el poder de educar, no sigan el mal ejemplo de unos corruptos, y que para sus hijos, tengan educación para enseñar.

No nos olvidemos, que todo lo que pasa hoy, puede ser por un pasado, que no aprendimos a cambiar, quiero vivir en un mundo en el que pueda amar, que la gente quiera abrazar, y no vivir en un mundo, en el que a la vuelta de la esquina, cualquiera, te pueda matar, con una justicia, injusta, que no termina de cuajar.

Podemos cambiar….quiero despertar, y ver que todo ha sido un sueño, pues no me creo, esa realidad que ha vuelto a golpear….

Copyright Javier Martín Alonso

El tiempo sigue su camino

reloj para blog

El tiempo te habla, el tiempo te calma, te da el respiro para el alma, o bien, te golpea como una mano abierta, con toda su palma. El tiempo es un arma, su disparo, es como la arena de ese reloj, que se desangra, o igual, es un llanto, que por dentro, te desarma.

El tiempo sigue, así que vive, porque igual mañana, tu mente puede que no sea libre, encerrada, en la monotonía que te persigue. Que la vida sea un pensamiento, que te sonríe, y no un invierno, que te castigue, pues para sentir frío, ya está la soledad de una palabra, sin una rima, que le abrigue.

Toca dejar pasar, lo que te fustigue, y si no vuelve lo que te hizo feliz, pues la vida sigue, y si algo no consigues, deja de ver el lado negativo, aprende del error, para sonreír con lo positivo, y si el pasado es tu enemigo, vive más el presente, puede que llegue ese futuro, que persigues.

La vida es aprendizaje, decide si quedarte en el mismo lugar, o seguir su viaje, da igual, que no tengas el mejor traje, a veces, en la desnudez de tu alma, haces que todo encaje, solo falta, aprender a mirar lejos, quitando de tus ojos, el vendaje.

El tiempo será testigo, y prefiero sea más cómo un amigo, que me abrace, si siento, que ya no respiro, y si muero, que me acompañe, hasta el último suspiro…escribiendo la última letra, en esa libreta, a la que sonrío, y si quemo sus hojas, será para sentir el calor, de un abrazo, al caer al vacío.

Por eso, no estoy aquí, para jugar contigo, igual soy demasiado serio, pero no pierdo el tiempo, diciendo te quiero, si no confío, y para eso, ven de frente, la falsedad, no va conmigo, el tiempo pasa, y prefiero seguir en solitario, que sentir el “cariño” de falsos amigos, por eso el tiempo habla, y si con el tiempo, no me aportas nada, lo siento, pero seguiré caminando, secando con el tiempo, las lágrimas derramadas.

El tiempo sigue su camino, puedes fluir con el, o seguir cayendo al vacío…

Copyright Javier Martín Alonso

Aviso sobre precios y política de Amazon

Hola, para evitar problemas, quiero comunicaros, que los libros están al mismo precio en Amazon y no hay ninguna promo en vigor.

Si hay variación de precios, puede ser debido a ofertas puntuales que pone Amazon, y hay artículos, que según el lugar de envío, tienen unos impuestos u otros.

Además, los clientes que no tengan la suscripción Prime, posiblemente tengan que pagar gastos de envío.

Todas éstas políticas de precios son establecidas por Amazon. Como autor, puedo poner un precio fijo, tal como se ha hecho, pero hay políticas y cambios en los mismos que establece Amazon, no siendo una responsabilidad del autor a la hora de publicar libros.

En el caso de que en algún momento, como autor, haga alguna promo o bajada de precio, se anunciará en el blog.

La responsabilidad en la política de precios, envíos, gastos, y toda cuestión relacionada con los libros publicados, corresponde siempre a Amazon, lo que se comunica a los efectos oportunos.

Por otra parte, para evitar confusiones, no se hará por mi parte ningún descuento con motivo del Prime Day, siendo en todo caso, una oferta establecida por Amazon bajo sus condiciones.

Gracias y un saludo, 🙂

Un paseo entre nubes. Tapa blanda

Y ya tenemos algunos ejemplares en papel, 🙂

El resultado ha sido mejor de lo esperado, así que ya sabéis, si queréis copia, entrad en Amazon y lo encontraréis por su título: Un paseo entre nubes.

En la sección de Libros publicados, están los enlaces para su compra, 🙂